info@provocandolapaz.com
+34 639.416.069

Actualidad, noticias

¿Prisiones para personas refugiadas?

Grecia se ha convertido en la puerta de entrada para muchas personas refugiadas que huyen de las guerras de Oriente Próximo, Asia o África. El año 2019 llegaron a Grecia 74.500 personas refugiadas y migrantes, en su mayoría, por la ruta marítima. Miles de migrantes han muerto en los últimos años en el Mediterráneo, convertida en la ruta marítima más peligrosa del mundo. El año 2019, la Organización Internacional de Migraciones (OIM) contabilizó 1.283 muertos conocidos en el Mediterráneo. El número de migrantes que han muerto en esta ruta en los últimos cinco años se estima en 19.164.
Los centros de registro en las islas del Egeo, con una capacidad para 5.800 personas, acogen en la actualidad a más de 37.000. En el campo de Moria han llegado a vivir casi 10.000 personas en condiciones infrahumanas. Hubo muertes por suicidio, hipotermia en invierno, por incendios en su interior y por enfrentamientos debido al hacinamiento. La violencia sexual ha estado a la orden del día. Todo esto ha pasado con ausencia total de transparencia.
El nuevo Gobierno griego quiere volver a aplicar con rigurosidad el vergonzoso tratado de 2016 con Turquía, deportando masivamente las personas refugiadas llegadas. Para llevar a cabo este «objetivo», ha anunciado que paulatinamente irá sustituyendo los campamentos actuales por Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE). Estas «cárceles», deben ser construidas en el transcurso de los próximos meses en las islas de Lesbos, Quíos, Samos, Leros y Kos, que constituyen las principales vías de entrada desde Turquía hacia la Unión Europea.
Los CIE tendrán una capacidad de alojamiento de 25.000 personas. En los CIE, que se construirán en las islas griegas cercanas a Turquía, se privará de libertad a todos, incluyendo mujeres y niños.
El viceministro de Defensa, encargado de la coordinación de la gestión de la crisis migratoria, destacó por su parte que habrá un mando unificado de todas las fuerzas (Policía, guardacostas, Fuerzas Armadas) implicadas en la supervisión de las fronteras, y anunció que próximamente serán contratados 1.200 guardias fronterizos más, para reforzar el efecto disuasorio de las llegadas. De este total, 400 serán desplegados en la frontera terrestre greco-turca y los otros en las islas.
Por parte de Provocando la Paz, nos parece que sólo falta un detalle: que cada policía y militar lleve un cartel que ponga: «Bienvenidos a la Unión Europea, la famosa Europa de la paz, los derechos humanos, la acogida, la justicia social y la solidaridad «.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar la política de cookies para obtener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »