info@provocandolapaz.com
+34 639.416.069

Fiesta de las Entidades Sociales

La Fundación Provocando la Paz participa en Tortosa en la Fiesta de las Entidades Sociales, donde tendrá un stand como punto de información y venta solidaria. Contamos con la participación de 21 entidades, y con actuaciones y actividades para todos los públicos.
Día: Sábado 13 de noviembre de 2021
Horario: De 10 a 14 h y de 16’30 a 20’30 h
Lugar: Parque Teodor González de Tortosa
Read more

Provocando la Paz por la movilidad sostenible

El sábado 18 de septiembre en Amposta las asociaciones salimos a la calle por una movilidad sostenible: celebramos “Associacions a la fresca”, con un programa repleto de actividades, talleres, música y mucha reivindicación.
Lugar: Avenida de la Ràpita
Horario: de 10 a 21 h.
La Fundación Provocando la Paz tendrá un stand con un punto informativo de 17 a 21 h.
Organiza: Ateneu Cooperatiu de les Terres de l’Ebre y Ayuntamiento de Amposta
Read more

El invierno de Afganistán

Después de trabajar intensamente durante cinco años acogiendo personas refugiadas altamente vulnerables en Turquía, Grecia y los Balcanes, víctimas de diferentes guerras y conflictos en el mundo: Siria, Irak, Afganistán, Yemen, Congo… en estos momentos tenemos el corazón destrozado por todo lo que pasa en Afganistán.
La prioridad debería ser salvar el máximo de vidas humanas de manera organizada. Y a poder ser, no se debería aplicar aquello de “sálvese quien pueda”. Creemos que la mejor solución sería habilitar corredores humanitarios seguros, no sólo para una evacuación de emergencia, que tiene fecha de caducidad, sino también para todas aquellas personas que quieren abandonar el país para no vivir en un régimen de terror. Para ello haría falta un acuerdo internacional respetando la salida del país, además del compromiso de acogida por parte de estados que quieran asumir su responsabilidad en este desastre humanitario. Es decir, soluciones basadas en el respeto, el acuerdo y la cooperación.
También sabemos que en alta política todo lo que sucede está profundamente preparado y medido. Otra cosa es que la mayoría de personas no lo sepamos. Desde este punto de vista, “ellos” sabrán por qué están sucediendo en Afganistán las cosas de esta manera y no de otra: qué se negoció con los terroristas, por qué este aparente caos en la evacuación, por qué se abandona a un país bajo un régimen terrorista sin dar opciones a las personas que viven allí, muchos de ellas colaboradoras en misiones internacionales, qué intereses miserables hay detrás de todo esto: ¿control de población, negocios, recursos naturales, geoestrategia?
La imagen de un padre entregando a su bebé a un soldado de EEUU tienes sentido: saben que los terroristas ya han empezado a ir puerta a puerta para detectar colaboradores internacionales, dejando a su paso un rastro de horror: robos, ataques, torturas y muerte. Si no encuentran al que buscan, secuestran a sus hijos para que se entregue. Afortunadamente, este bebé pudo reunirse con su padre y están a salvo, pero estamos hablando de todo un país bajo este régimen.
Las personas afganas que se vean forzadas a abandonar el país y buscar “refugio” en un lugar más seguro no lo van a tener fácil: muchos países han blindado sus fronteras y criminalizado a refugiados. La principal ruta para los refugiados hacia Europa, que pasa por Irán y luego por Turquía, ahora será más difícil de atravesar: a finales de 2020, Irán propuso una nueva legislación dirigida a los afganos que les expondría a penas de prisión de hasta 25 años. Turquía, después de haber recibido 6.000 millones de euros por parte de la Unión Europea, tiene con este “socio” una cooperación diplomática, financiera y de seguridad que antes no existía: quiere construir un “muro” a lo largo de la frontera entre Turquía e Irán, cavando trincheras, instalando alambres de púas y reforzando el patrullaje para prevenir los cruces. Las fuerzas de seguridad turcas han incrementado su presencia en la frontera con Irán. Distintos estados europeos también han adoptado políticas migratorias extremadamente duras: Grecia, por ejemplo, ha rechazado inmigrantes de manera agresiva desde 2020 para prevenir su llegada.
En pleno mes de agosto, llegó el invierno a Afganistán, con poca luz y un intenso frío en el alma.
Desde la Fundación Provocando la Paz mostramos nuestro total desacuerdo con las políticas inhumanas, renovamos nuestro compromiso con las personas refugiadas y agradecemos a las comunidades que las acogen. Y recordamos la urgencia de poner fin a los conflictos y la persecución que ocasionan estos desastres causados por la miseria humana. Necesitamos un mundo en paz, inclusivo y equilibrado.
Read more

ENVIANDO ESPERANZA

Desde la Fundación Provocando la Paz compartimos “Retales de inspiración”: artistas comprometidos y comprometidas han creado tarjetas con ilustraciones y mensajes. Si quieres enviar esperanza a tus seres queridos, a la vez que nos ayudas a ayudar, puedes colaborar en nuestra web: www.provocandolapaz.com

Read more

Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina

El 6 de febrero se celebra el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, una práctica que se suele ejecutar en niñas en algún momento de sus vidas entre la infancia y la adolescencia en determinados países.
Se engloban en estas prácticas todos los procedimientos consistentes en alterar o dañar a los órganos genitales femeninos por razones que nada tenencia a ver con decisiones médicas.
Es una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas. Viola sus derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, el derecho a no ser sometidas a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte.
La Mutilación Genital Femenina es causa de hemorragias graves y otros problemas de salud tales como quistes, infecciones e infertilidad, así como complicaciones en el parto y un mayor riesgo de muerte de bebés.
Los datos son muy graves: a nivel mundial, se calcula que hay alrededor de 200 millones de niñas y mujeres mutiladas. En la actualidad, cada año se mutilan los genitales a tres millones de niñas.
En Gambia, tres de cada cuatro mujeres han sido mutiladas, mayoritariamente entre los 2 y a los catorce años. Sólo con el trabajo en las comunidades se podrá dar un cambio real; las leyes son necesarias, pero no es suficiente. Por eso desde el año 2016, la Fundación Provocando la Paz apoya el Proyecto Kamanjor Kafoo en Gambia. El objetivo del proyecto es aportar educación, asesoramiento y servicios básicos de salud sexual y reproductiva, para prevenir la Mutilación Genital Femenina y los embarazos y partos de riesgo, así como favorecer el desarrollo socioeconómico de las 32 mujeres de Kamanjor Kafoo, dentro el pueblo de Tujereng. Son mujeres de la etnia djola, que no han tenido acceso a la educación. Todas han sufrido la ablación y desean otro trato para sus hijas. El proyecto está coordinado en Gambia por el doctor Haruna, médico de la comunidad, y desde Barcelona por Gloria Martínez.
Esperanza para una nueva generación.
Read more

PROYECTO FOGONES DE ESPERANZA

Desde la Fundación Provocando la Paz estamos trabajando para dar respuesta a los tiempos que vivimos. Empezamos el proyecto “Fogones de esperanza”: se trata de compartir la cocina de un restaurante de Amposta que unos días a la semana quiere dar una comida destinada a familias necesitadas afectadas por la crisis actual.

Empezamos en Amposta, pero ojalá otros restaurantes y otras poblaciones se animen y lo podamos ampliar.

Si vives en Amposta, estás en paro, tienes cargas familiares y no recibes ayuda de ninguna organización ni institución, puedes rellenar el formulario y nos pondremos en contacto contigo. https://forms.gle/5yc29JhhjqmVHGPy5

Read more

Laboratorio Social de la Fundación Provocando la Paz

La Fundación Provocando la Paz ha puesto en marcha un Laboratorio Social, un espacio colaborativo para movilizar conocimientos e ideas, en el que un reto de la humanidad es excusa y catalizador de procesos de investigación, reflexión, experimentación, diseño y desarrollo de proyectos interdisciplinarios.
En nuestro laboratorio creamos espacios donde integramos personas y colectivos multidisciplinares para reflexionar y experimentar. Son también espacios de formación, ya que se promueve el intercambio de saberes y todos podemos aprender unos de otros. Su razón de ser es servir como catalizador para las ideas y la acción: reflexionemos, debatimos, creamos y sembramos para facilitar procesos de cambio.
La metodología es de diseño participativo. Esto significa involucrar activamente a todos los actores/destinatarios posibles en el proceso para que el resultado se integre con necesidades y expectativas reales. A unas preguntas iniciales le sigue el esfuerzo posterior de trabajo individual y colectivo. Todo ello se traduce en acciones y proyectos que dan respuesta al reto seleccionado. Tan importante como la meta, es el camino.
Los equipos de trabajo de nuestro Laboratorio Social están conformados por personas de perfiles multidisciplinares y recorridos profesionales varios; la sinergia radica en la proactividad, la capacidad de absorción de la novedad, de adaptación al cambio y de predisposición a la experimentación. Aquí no hay profesor o alumno. Cada uno es maestro y discípulo, cada uno puede compartir y aprender.
Empezamos con dos grupos de trabajo: “Provocando equilibrio” y “Provocando canciones”. El primer grupo se centra en el objetivo de reflexionar, compartir y proponer documentos, acciones o microproyectos a largo, medio y corto plazo que sean luz para la humanidad y alternativa al sistema actual. Por su parte, “Provocando canciones” trabaja en propuestas de arte activista.
Read more

Ser refugiado hoy

Cada minuto, veinticuatro personas lo dejan todo para huir de la guerra, la persecución o el terror.

El mundo está siendo testigo del mayor número de desplazamientos por la fuerza. Una cantidad sin precedentes de 79,5 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a abandonar sus hogares a causa del conflicto y la persecución en 2019.

De ellos, 26 millones son personas refugiadas.

El 40% de estas personas refugiadas son menores, lo que exige esfuerzos orientados a abordar las necesidades de este grupo especialmente vulnerable y reducir al mínimo el impacto de la crisis en él.

El 20 de junio celebramos el Día Mundial del Refugiado. La fecha coincide con la firma de la Convención de Ginebra en 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados. Se aprobó después de la Segunda Guerra Mundial para dar protección oficial a los refugiados, defender sus derechos y establecer una serie de obligaciones que los países deben cumplir para protegerlos.

Las personas refugiadas se encuentran entre los grupos de población más vulnerables. Pero este año, la fecha llega en medio de un tremendo cambio social debido a las consecuencias de la pandemia. Las condiciones de vida en muchos campos de refugiados son infrahumanas. Sufrir una pandemia en esta situación es otro horror añadido a lo que ya viven. En los campos hay hacinamientos, por lo que no se puede mantener la distancia de seguridad. En muchos campos tienen difícil acceso a agua potable, no hay las medidas higiénicas necesarias ni asistencia sanitaria adecuada. Estas malas condiciones de vida hacen que la salud de las personas que viven allí se vea afectada. A pesar de esto, muchas personas refugiadas están comprometidas activamente en sus comunidades en la promoción de la salud durante esta pandemia.

Desde la Fundación Provocando la Paz renovamos nuestro compromiso con las personas refugiadas, agradecemos a las comunidades que las acogen y a los trabajadores humanitarios que las apoyan.

Y recordamos la urgencia de poner fin a los conflictos y la persecución que ocasionan estos desastres causados por la miseria humana. Necesitamos un mundo en paz, inclusivo e igualitario.

Read more

Ayuda especial a Gambia con motivo de la pandemia

La pandemia avanza lentamente en África, pero sus consecuencias podrían ser mucho más letales que en otras partes del mundo, ya que además de la falta de medios, allí convergen hambrunas, pobreza extrema y otras epidemias.

Os informamos sobre nuestra colaboración con el equipo de Gambia para prevenir daños mayores durante la situación de pandemia que vivimos y los efectos devastadores que tiene en Gambia un largo confinamiento.

Detectamos que a la población le estaba costando seguir las medidas estrictas de confinamiento que marcó el gobierno, sobre todo por la dificultad de tener distancia de seguridad, ya que suelen vivir varias familias juntas en una casa y no suelen tener habitaciones individualizadas.

El cierre de mercados y pequeñas tiendas, y sin ingresos económicos por el confinamiento, está dificultando que haya abastecimiento de comida.

El gobierno repartió arroz, pero no llegó a toda la población, sobre todo a las poblaciones pequeñas.

Por eso pensamos en colaborar comprando comida (arroz, cebollas, aceite, agua) y jabón para las familias que están implicadas en nuestro proyecto, que es una zona muy empobrecida.

Esperemos de todo corazón que como familia humana salgamos todos de la situación lo antes posible.

Una vez más agradecemos vuestro apoyo económico y la colaboración de nuestro voluntariado.

Read more

Por una salud global

Muchas energías están centradas en la lucha mundial contra un virus a través de la cooperación y la solidaridad. Pero además de esta lucha, se libra otra batalla entre la humanidad y el capitalismo. Ya sabemos cómo funciona este sistema: máximo beneficio económico, no hay límites, hay que ganar dinero rápidamente, a costa de lo que sea, pasando por encima de millones de personas y de la naturaleza…

Con fuerza entró en juego la “humanidad”, ese valor que muchas personas llevamos dentro: la capacidad de sentir afecto, comprensión, solidaridad, compasión… Es cuando se remueven las entrañas y hay una reacción ante un problema grave de otra persona o de un colectivo humano. Y lo que no se podía hacer se hizo: parar la economía por algo más importante, como la vida de las personas, la salud, un bien común, la protección de nuestros seres queridos, de los más vulnerables, de nuestras personas mayores. Este es el mundo que necesitamos, donde se ponga a las personas por encima de los máximos beneficios económicos, donde todas las personas somos iguales en dignidad humana, donde no se deja a nadie al margen…

Los guardianes del sistema capitalista fueron quedando aislados, pensando que todo pasará rápido y volverán a “su normalidad”: sus privilegios, sus especulaciones, su voracidad, su sistema antihumano… que nos lleva a una destrucción acelerada.

Pero se ha producido un despertar de conciencias en la familia humana: muchas personas están rediseñando su escala de valores, han aflorado sentimientos tan humanos como la compasión, la solidaridad, la creatividad, la importancia de la familia, el respeto a los mayores por todo lo bueno que nos han legado con mucho esfuerzo y cariño…

Ya hemos hecho una parte muy difícil: de la actividad acelerada a la reflexión. Ahora tenemos que hacer el camino de la reflexión a la transformación. Atrás queda una masa aborregada, alienada, sin capacidad de reacción. Algo ha cambiado en la conciencia de la familia humana: nos damos cuenta que no estamos aislados en el mundo, sino que somos parte de un todo, que somos más parecidos de lo que pensamos y estamos más cerca de lo que creemos. Y cuando queremos, podemos reaccionar e introducir cambios necesarios en nuestras vidas por un bien común y para evitar un mal mayor. Necesitamos alternativas para sobrevivir, cambiar y mejorar.

Nos espera un difícil camino por delante, pero podemos hacerlo con ese sentido de familia humana, con creatividad y teniendo en cuenta a la naturaleza. Sabemos que muchos de los problemas que sufrimos últimamente son debidos a un abuso sobre la naturaleza. Y es que a la madre naturaleza hay que respetarla, protegerla y defenderla. Tendremos que aprender a funcionar de una forma distinta, para sobrevivir y dejar un mundo mejor a las próximas generaciones: apoyar a las comunidades que más sufren, cambiar el modelo productivo y de consumo, optar por energías renovables, y proteger a todas las especies de nuestro planeta. Necesitamos unirnos por una salud global, ante la necesidad de tratar la salud de todo el planeta, humanos, animales y ecosistemas.

Read more
Translate »