$0.00 donados
0 Donantes

Por eso organizamos “Una vela = una sonrisa”: escribimos en el suelo alguna frase de sensibilización o hacemos algún dibujo en torno a la paz, la solidaridad o la justicia social. La gente elige el color de la vela, la compra a un precio simbólico y la pone en el dibujo. Por la noche se enciende a una hora anunciada con antelación.

Queremos recordar que cada pequeño gesto puede ayudar a que niños/jóvenes de otro lugar del mundo puedan tener educación y una vida más digna, provocando en ellos una sonrisa ante un futuro mejor. De esta manera, cada persona participa en el cambio que quiere ver en el mundo.

Nuestra labor es hacer sentir a toda la sociedad que el mercado solidario, aparte de ser una preciosa tienda de comercio responsable, es un trabajo de todos.