• Corredor humanitario de refugiados

      El número total de personas desplazadas por la fuerza en el mundo ha alcanzado los 65,3 millones. El mundo vive la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. A partir de la segunda mitad de 2015, un número creciente de refugiados arriesgaron sus vidas intentando llegar a Europa, buscando seguridad y protección. Según la Comisión Europea, el total de refugiados que deben llegar a España en dos años es de 17.680. Ante el incumplimiento de los objetivos en el proceso de reubicación de refugiados, impulsamos un proyecto de corredor humanitario para crear rutas seguras desde Grecia a España, teniendo en cuenta la normativa europea y española en materia de seguridad.

      0,00 € donados
    • Proyectos educativos

      Como estamos especializados en niños, jóvenes y educación, antes de partir al campo de refugiados, hicimos una recogida de 247 dibujos de los niños de Amposta y Les Cases d’Alcanar para los niños refugiados. Una vez en el campo de refugiados, organizamos actividades con niños al aire libre, pero enseguida vimos la necesidad de habilitar un espacio educativo. Con la implicación de refugiados, y uniendo fuerzas con voluntarios internacionales, impulsamos la creación de una escuela.

      0,00 € donados
    • Proyectos culturales

      La música es un lenguaje universal. Es imprescindible en el mundo que vivimos, y mucho más en los campos de refugiados. Hay que tener en cuenta que la música está prohibida por el Estado Islámico y los músicos son perseguidos en su territorio. En el campo de refugiados, nuestra llegada con una guitarra fue recibida como una muestra de libertad y una victoria de la humanidad. Allí pudimos experimentar lo que la música provoca en las personas.

      0,00 € donados
    • Arte y refugiados

      El 20 de junio de 2016, Día Mundial del Refugiado, la Fundación Provocando la Paz abrió la exposición Arte y Refugiados, destinada a los dirigentes mundiales, especialmente a los líderes europeos.

      0,00 € donados
    • Denuncia social

      Los refugiados son activos y protestan por su situación: rechazo, abandono y humillación. Muchos de ellos llegaron a Europa porque la relacionaban con derechos humanos, acogida, libertad, oportunidades para sus hijos, lugar pacífico para vivir… y se encontraron lo contrario. Sus mensajes de denuncia social golpean las conciencias de quienes cierran los ojos y las fronteras, y hacen saltar por los aires los derechos humanos, especialmente en Europa.

      0,00 € donados